domingo, 28 de mayo de 2017

Dire Straits: Brothers in Arms

Año de publicación: 1985
Valoración: repugnante

Uy. Cuánta gente con las manos en la cabeza. Cuánta gente enseñándome valoraciones en webs, bastante elevadas, como recriminándome haberme pasado de frenada con este severo varapalo.
Pero retroceder en el tiempo quizás me ayude a justificar tanta dureza.
Dire Straits, como fenómeno de masas, surgió de la manera más casual. En medio de la eclosión punk, cuatro tipos con el aspecto más anodino publican un single que parece grabado en una sesión de madrugada en un pub de mala muerte, Sultans of Swing, melodía a la vez perezosa y pegadiza, florituras de guitarra y estilo fusiladas de J.J.Cale, single que obtiene un enorme éxito entre una audiencia asustada a partes iguales por la agresividad floreciente del punk y por el amodorramiento del rock sinfónico. Ese enorme nicho de mercado fue el vivero en el que el grupo arraigó su éxito. Eso, y algunas buenas canciones (unas cuantas, siempre escondidas: Hand in hand, Portobello Belle...) que incluían sus discos. Siempre con una tonalidad folk o blues, siempre con una demostración de pericia instrumental, siempre con esa voz apática pero resultona de Mark Knopfler, chocante líder de alopecia prematura con aspecto de haber salido de mirar los bajos de un coche en cualquier taller. Sí, Dire Straits parecían cercanos y su música cuadraba con ese público al que no le gustaban las estridencias.
Hacia mediados de los 80 el CD, como soporte de grabación, empezaba a desplazar al vinilo. No de manera mayoritaria, el precio era más elevado, el apego del público por el vinilo aún estaba teñido de romanticismo, pero se trataba de convencer a la gente para que hiciera una inversión en los reproductores y, chachán, la posibilidad de empezar a vender rosquillas de plástico bajo el pretexto de un sonido más nítido o un soporte menos frágil se convertiría en un enorme negocio para la industria.
Así que en 1985 juntamos esas dos situaciones: un grupo cuyo sonido se orienta a un perfil de oyente conservador (blanco, deslumbrado por el yupismo, abierto a la nueva tecnología) pero con buen nivel adquisitivo, un stándard intentando surgir. Se necesitaba un disco perfecto, con el suficiente alcance y los trucos adecuados en lo sonoro para convencer a la gente. Brothers in Arms representó ese artefacto. Lo hizo a costa de sacrificar los últimos retazos de sutileza que habían adornado Love over Gold, anterior disco (la excelente Private investigations)  y sustituirlos por perversos trucos de pop-accesible-a-cualquiera, banalizando el sonido de la banda hasta la exasperación, diseñándola para vender lo que fuera, abocándola a un callejón sin salida que a la postre sería su final. Lo cierto es que solo publicarían un disco más de estudio (horripilante), pasados seis años, y que Mark Knopfler se ha dedicado a vivir de rentas y a publicar aburridas bandas sonoras para dramas rurales. Así es como el grupo pasó, en menos de una década, de ser unos rara avis, una especie de banda de pub algo sofisticada, unos Steely Dan a la inglesa, a ser una caricatura sin personalidad, postrados a vender música de feria poco inspirada (Walk of life, execrable), colaborar con estrellas pop sin talento (Sting en Money for nothing, lo más garrulo que han grabado), o codificar (So far away) sus hits del pasado, despojados de modestia e inspiración.

15 comentarios:

  1. No estoy de acuerdo en gran parte de la crítica pero me he reído mucho....de verdad. De todas maneras me parece que hay algunas definiciones que no podrías sostener en un debate en serio: Sting una estrella pop sin talento?

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Ostras Pedrín. Has repartido estopa a mansalva. Estoy de acuerdo en que con este álbum, y sobre todo el siguiente certificaron su defunción. Y también con que aprovecharon el artefacto para vender CDs y reproductores, y colar vídeos de animación en la MTV: a mí me gustan los de Walk of life (y también la canción, que le voy a hacer) y el vídeo de Brothers in arms, ambos de animación (me encanta la animación, lo asumo, je, je). Coincido con Gabriel, aunque Sting para mi ha ido cuesta abajo: pero amigos ¿y quién de nosotros no?. Ha dejado grandes canciones, sobre todo con The Police claro. El álbum no es el mejor pero bueno algún temita se deja escuchar, el paseo de la vida no está nada mal y la letra es muy irónica.

    ResponderEliminar
  3. Completamente de acuerdo con la entrada. Este disco es doloroso de malo que es. Sólo comparable a la discrografía de Sting.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puede gustar o no pero The Police fue de los grupos mas innovadores de su época y una referencia para infinidad de artistas y claro que Sting ha hecho discos infumables en solitario pero catalogar toda su discografía como dolorosa me parece una falta de criterio. Además puede que el brothers no fuera lo mejor que hicieron los Straits pero me parece injusto calificarlo de pop facilon (no hay más que ver el tema the man's too.strong) y lo de sacar todo el tema de la explosion del cd me parece fuera de lugar a la hora de hablar del disco y de la calidad de este en si. Se nota que tanto el autor del articulo como tu despreciais al grupo.

      Eliminar
    2. Te puede gustar o no pero The Police fue de los grupos mas innovadores de su época y una referencia para infinidad de artistas y claro que Sting ha hecho discos infumables en solitario pero catalogar toda su discografía como dolorosa me parece una falta de criterio. Además puede que el brothers no fuera lo mejor que hicieron los Straits pero me parece injusto calificarlo de pop facilon (no hay más que ver el tema the man's too.strong) y lo de sacar todo el tema de la explosion del cd me parece fuera de lugar a la hora de hablar del disco y de la calidad de este en si. Se nota que tanto el autor del articulo como tu despreciais al grupo.

      Eliminar
  4. A mí no me parece un grupo innovador Police. Tiene algunas canciones que no están mal, pero innovadores no creo que hayan sido. Lo que dices de la falta de criterio, bueno, el criterio es lo que tiene, que cada uno tiene uno propio. Para eso precisemante sirve el criterio. Y según mi criterio, que veo que es distinto al tuyo, todo lo que ha hecho sting, me parece doloroso. Salvaría su interpretación del As de oros en Quadrophenia.
    En lo que sí estoy de acuerdo contigo es en que desprecio a Dire Straits. Justo eso es lo que quise decir desde el principio, pero no di con una expresión tan acertada.

    ResponderEliminar
  5. Hombre The Police sí que innovaron mezclando el rock, ska y reggae, al menos eso creo yo con mi criterio ;)
    Y Dire Straits también me gustan, más sus primeros trabajos (de hecho suele pasarme con más del 90 % de las bandas), el directo en particular me encanta (es cierto que también me gustan mucho los trabajos en directo, aunque muchos no son tan en vivo como cabría esperar). Y como dije este en concreto tiene tres o cuatro canciones que no están nada mal. Con los que no puedo es con Radiohead :))

    ResponderEliminar
  6. Coincido con Sir Robin en cuanto a The Police. Y hago una pregunta: hay muchos músicos capaces de escribir "Message in a bottle", "Driven to tears", "Roxanne", "Tea in the Sahara", "Wrapped around your finger" y se puede seguir........

    PD: Radiohead me parece una banda deprimente y monocorde, perdón que lo diga en este blog donde se la considera imprescindible!

    ResponderEliminar
  7. A mí Radiohead me parecen insoportables.
    Y creo también que mucha gente supo mezclar el rock con el es ska, el reggae o el steadybeat con mucha más fortuna que Police.
    Por otra parte, la lista de canciones que cita Gabriel, a mí no me dicen mucho.
    Cuestión de gustos.

    ResponderEliminar
  8. Uh. Menudo festín la primera mala opinión de un disco. Pero si no muy lejos de aquí nos tildan de buenistas!
    Pues en lo concerniente a la mención de Sting, aclarar que puede que llamarle "estrella pop sin talento" puede ser inexacto. No encaja mucho en lo de "pop", cierto.
    Un día hablaremos de algún disco de Police, claro, esa banda un pelo sobrevalorada en la que Sting cumplimentó su carrera musical.
    Y respecto a Brothers in Arms, aclarar:

    1. Devoré los tres primeros discos de Dire Straits con fruición. Casi me los sabía de memoria. Hasta ese exceso springsteeniano que era Tunnel of love me parecía fascinante. Y mi cabreo surge de una cuestión casi única en el mundo de las grandes bandas. Que desaparezcan virtualmente del mapa al segundo disco después de entregar un superventas. Tengo muy claro que Brothers in Arms, con toda la parafernalia que lo rodeó, fue el Km "0" de su devastadora y fulminante autoinmolación.

    2. La palabra que define Walk of life con mayor exactitud es "ramplona". Digna de haber sido compuesta e interpretada por Billy Ray Cyrus, es el Achy breacky heart del grupo.

    3. ¿Qué hacen los detractores de Radiohead también aquí? Que sepáis que ni deprimente ni monocorde me parecen exactamente unas condiciones negativas en según que contexto.

    Pero gracias a todos. A ver si un día reseño a David Bisbal y se plantean estas cuestiones de tanto calado.

    Je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Bisbal me quedo con la peluca, el resto peor que Radiohead (que ya es decir) ¡Zasca!.
      Animo con el blog que nos está gustando...

      Eliminar
  9. Francesc, qué te parecen los Carradine?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón! pues eché un vistazo por Youtube y los vi como muy garage-pop, no? la verdad es que nada me ha entusiasmado demasiado de ellos.

      Eliminar
  10. Interesante crítica de Brothers in Arms. Que para mí es un album inolvidable. Andaba por los 20 y pico de años cuando apareció, bailé mucho con Money for nothing y Walk of life, me adormecí con la canción que titula el album y pasé gratos momentos escuchando el resto.

    Es verdad que al poco tiempo feneció la carrera de Dire Straits, pero no se lo atribuyo a la mala calidad de este LP.

    No minimizo la magnitud de The Police en la historia de la música, pero nunca fui devoto de este grupo. Y Sting como solista tuvo su momento de gloria hace más de 20 a`nos. Luego se deslizó suavemente por un tobogán. Fui a tres de sus conciertos y decidí que era suficiente. Tocó hace pocos días en el Hipódromo de Palermo en Buenos Aires. Ni me molesté en averiguar el precio de las entradas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uh. Mejor no mencionamos a Sting... sobre este disco, sobre todo me repugna que ahora percibo completamente en su proceso de producción la urgencia por vender cacharros. Mi percepción, por supuesto.

      Eliminar